Playamientos

El sonido de las Conchas
al ser arrastradas x las olas


Desandar las pisadas


Sentir la fría arena en los pies


Vaciar la mente en el mar


Embadurnar el alma de arena


Jugar a hacer castillos
Siendo adulto


Jugar a ser adulto
Con los niños.


Rompeolas en el pecho


Recuerdos de sal en los labios


Sumergir las miserias en la espuma


Pero sobre todo, asomar la esperanza
Bajo el sol de un nuevo día.

100

Los días pasan y pasan
El silencio inunda las horas
Y la desesperanza colorea
de gris los rincones.

Tu pelo, tu cadera, tus labios,
Se desvanecen entre mis manos
Como arena fina
Volviendo al mar.

Si pudiera hacer algo
Si pudiera saber qué hacer
Intentaría cambiar el destino
Con un dulce zarpazo.

Pero ya no sé si es tarde,
Si es conveniente
O si es demasiado.

Y aunque a veces
Todavía recuerdo tu piel desnuda
Con mis manos deslizándose por tus mejillas
Quizás sea el momento
de dejarte que te vistas
Para que te puedas marchar.

Y si alguien me dijera
Que este sería el último poema
Que te escribiría
No sabría
Si creerlo o no.

Echo de menos (II)

Echo de menos
El roce de tus labios
El sabor de tu boca
El calor en mis manos.

Echo de menos
El gemido culpable
La horquilla varada
En pleno oleaje.

Echo de menos
El desayuno como rutina
Las preguntas como excusa
Las miradas como respuesta.

Echo de menos
Las palabras aún por decir
El abrazo aún por llegar
Las sonrisas aún por compartir.

Echo de menos
La ilusión de imaginar
La esperanza de dar
El paso adelante
Sin mirar atrás.

Echo de menos
El rubor de mis orejas
Las posturas de bailarina
Y las manos de pianista.

Echo de menos
Volver a esa normalidad
Tan poco corriente
Pero tan real.

Posted in

Luz, lágrima o silencio

El paciente músico

Limpia de ruido

los renglones de tinta blanca

que atraviesan

los ríos de alquitrán.

Trigo y hueso,

Azul y nada

Vigilan sin descanso

Bajo mil luceros

o bajo sábanas grises

Los tejados de las casas.

De repente,

la calma se vuelve norma.

Llaman a pasear a los guardianes

Para custodiar las sombras.

Mientras tanto,

Cada corazón mece

Entre sus venas

La esperanza roja.

La verde sangre

Mana en silencio

El olor de una madre.

Los mantos se oscurecen

Tras las ventanas opacas

Mientras las semillas brotan

En cada jaula, pero también

En cada huella borrada.

Parece que la norma calma,

El colmo de lo normal

Al normar la corma.

Pero cada día

A la misma hora

Los pájaros vuelan alto

Al ver que las almas se asoman

Unos, Esperanzas rojas

Otros, verde sangre

Pero todos unidos

Por la misma causa,

Luz, lágrima o silencio,

Para dar respiro al planeta

Con un aplauso a la esperanza.

Hoy he borrado un poema

Hoy he borrado un poema
Que hablaba de ti.
Las letras fueron desapareciendo
Como se difuminan los recuerdos
Como se transforma el silencio
En mil voces que se gritan
Y nadie puede entender nada.

Hoy he borrado un poema
Que hablaba de ti
Porque la herida
se había abierto
Y fue la única manera
Que encontré
Para coserla.

Hoy he borrado un poema
Porque a veces pienso
Que escribir es buena terapia
Para los que aún
no se dan por vencidos.

Hoy he borrado un poema
Que hablaba de ti
Para descubrir

Que escribí otro
Que volvió
A hablar de ti.