Cuando sale el niño que aún soy

 

En ocasiones, cuando me siento afligido,

rechazo al mundo con un pellizco en las mejillas

y me acomodo en mis adentros,

ignorando el tiempo que no da tregua,

que deja atrás el presente

para encerrarlo en el pasado.

 

Entonces cierro los ojos

Y dejo escapar los recuerdos

a la luz de la primavera

en una tarde lluviosa de invierno.

 

Cuando sale el niño que aún soy,

lo apoyo en mis hombros, se agarra a mi cabello

y cabalgo por ciudades que aún no conozco

bajo esa inocente mirada que da esperanza

a cada detalle desapercibido,

a cada rincón olvidado,

a cada persona sin destino.

 

Y sonríe, ríe a carcajadas

mientras me pide galopar más fuerte,

saltar más alto hasta tocar las nubes,

con la mano izquierda apuntando hacia el infinito azul.

 

Cuando sale el niño que aún soy,

me hace ver la vida desde una perspectiva lejana,

me hace disfrutar de momentos olvidados,

me hace expresar los sentimientos sin miedos,

correr detrás de una paloma

o hacer un castillo con arena de playa

o de obra, ¿qué más da?

En definitiva, me hace abrazar la vida

sin complejos

porque nada ni nadie

es perfecto.

 

Cuando sale el niño que aún soy

me enseña que la suma de todos mis yos

es el comienzo de la película de mi vida.

 

Cuando sale el niño que aún soy,

le enseño a multiplicar caricias por besos

y el resultado… El resultado siempre es poesía.

Y si…

¿Qué pasaría si quedamos

Y nos contamos los errores

Que algún día cometimos

Para que no vuelvan a pasar?

 

¿Y si nos cogemos de la mano

Sin importar lo que piensen los demás

Y paseamos desapercibidos

Bajo la luz de la noche

Por tu ciudad favorita?

 

¿Y si hacemos como si fuera

importante en tu vida

Y me llamas de improviso

Para ver qué tal me va?

 

¿Y si nos encontramos

por casualidad

en cualquier sendero del Camino

y terminamos viendo Santiago

en la oscuridad?

 

¿Y si hacemos las paces?

¿Y si nos perdonamos

Y nos reconciliamos por algún fallo

que aún no hemos cometido?

 

¿Y si me enseñas tu parque favorito

y te columpio hasta que te devuelva al pasado

para borrar los miedos que algún día

no nos dejaron saltar al infinito?

 

¿Y si se cumple unos de tus sueños

Y reservo asiento en primera fila

Para verte bailar en un auditorio

Repleto de gente

en Madrid, Cádiz o Japón,

Y cuando se baje el telón

Te regalo un ramo de rosas moradas

Y te invito a cenar?

 

¿Y si dejo de imaginar

Y me conformo un día

Con un té a media tarde

Y hablar de cómo te trata la vida

Y, si me atrevo, de cómo puedes

formar parte de la mía?

 

¿Y si dejo de imaginarme

Historias imposibles

Y seguimos cada uno nuestro camino

Sin mirar hacia los lados

Para no encontrarnos

Ni revivir estas preguntas

Que no llevan a nada?

Te pediré

 

 

Te pediré que cierres los ojos

Pues tu mirada me intimida

Y te contaré al oído

Que aún recuerdo los besos de aquella noche.

 

Que al día siguiente

Seguía tu olor en mis manos

Y tu presencia continuó en mi mente

durante días y durante muchas noches.

 

Los recuerdos ahora son difusos, lejanos,

Como si fueran ajenos

Y aún así siguen dando vueltas en mi mente.

 

Y si me atreviera

Mi pregunta sería directa y sincera.

Te diría, rozando labio con labio,

Si podrías aclararme esos recuerdos difusos

Con un beso prudente, sin las prisas de la noche,

Para acelerar el corazón sin miedo al tiempo.

 

Dos minutos bastan para responder

Y una eternidad basta para recordar.

Posted in

Si pudiera

 

Si pudiera

Me arrancaría diez años

Para mostrarte la luna de cerca

Y que las estrellas te envidien.

 

Ahora ya es tarde

Y la noche se acaba.

El amanecer ya asoma entre las montañas

Y tú y yo somos almas nocturnas

Que se abrazan bajo las estrellas

Y se apagan

Cuando los demás despiertan.

 

No tengas miedo

Si te agarro de la mano

Es solo para asegurarme

De que cuando se ponga de nuevo el sol

No perdamos tiempo en buscarnos

A tientas, en manos ajenas.

 

Quiero que sepas

Que aunque odie esa luz incandescente

Que sale de tus labios

En la oscuridad

Sigo apostando a tu color favorito.

 

Y si algún día piensas

Que podemos conseguir

Que la noche dure para siempre

Nunca olvides que para tocar la luna

Primero hay que atravesar el cielo.

Posted in

Manos en la luna

Ha pasado tanto tiempo ya

Que los recuerdos se disuelven

En mi mente distraída

Aunque mis manos aún te recuerden.

Las manos no olvidan

Porque aún sienten la calidez

De tus caderas

En mis frías yemas.

Pero el invierno lo arrastra todo

Y el tiempo, el tiempo va borrando

Poco a poco

La sonrisa que algún día

Alborotaba mi pelo

Y unas manos traviesas

Transformaban el frío en tango

Y la luna en el único testigo.

Y volverá el mar en calma

Cuando asome la primavera

Y pase de largo el verano,

Hasta que se acabe el otoño

Y amanezca el día más corto.

Ese día, los recuerdos volverán

De nuevo de tus cabellos

a mis manos

Para recuperar esos momentos perdidos

Esa calidez en esas yemas frías

Esas palabras que no llevan a nada.

Y a pesar de todo, algún día todo acabará

Y los recuerdos se irán con el tiempo

Pero las manos, pacientes, seguirán esperando,

No importa los otoños que pasen.

Y cuando todo esté ya olvidado

Las manos seguirán buscando tu piel,

Aunque ya no la encuentren,

Aunque ya no tenga sentido.

Posted in

Sé que no…

 

Sé que nunca iremos

A un concierto de Malikian juntos.

Nunca te recitaré poesía

Ni te contaré cuentos para dormir

Mientras te abrazas a mi brazo

Y te adormeces sobre mi hombro.

Sé que no habrá verano para los dos

Ni iremos a buscar luciérnagas

Para iluminarnos el camino de vuelta

Donde nos esperará una chimenea encendida

Con las luces apagadas

Y una manta en el suelo como única prenda.

Nunca rozaré tus pies en la arena

Ni besaré la comisura de tu espalda

Ni me gritarás en pijama

Cuando te enfades por alguna de mis torpezas.

Vivimos realidades diferentes

Y así debe seguir siendo

Tú con tus ideas disparatadas

Yo con mis libros y demás.

Sé que seguirás con tu vida

Y yo seguiré con la mía.

Me conformaré con que me enseñes

Los vídeos de tus logros en tus viajes

Yo te contaré alguna historia del pasado

Y esperaré, sin prisa, a que llegue el invierno

Para hablar sin miedos,

Durante la noche más larga del año.

Posted in

Bajo la luz de una farola

fotoactividad6174

Ayer me acordé de ti.

Era de noche cuando volvió

aquel beso bajo el frío

de madrugada

iluminados por una farola cualquiera

que solo tú y yo sabemos.

 

Suspiré dos veces, ni una más

Ni una menos

E intenté evitarte en mi mente

Pero seguías allí, bailando

con mi vaso de ron bajo la niebla.

 

Me gustaría contarte mil historias

Y hacerte tres preguntas

Aunque el tiempo y la vergüenza

No me lo permitan.

 

A veces salgo a buscarte a bares que no te gustan

y escribo mensajes en algún grupo de Whatsapp

que tú estés, para que sepas

que te estoy llamando

Sin hacer demasiado ruido.

 

Y miro el móvil de cuando en cuando

y la esperanza se suele ir disipando

trago a trago, vaso a vaso.

 

No pretendo complicarte la vida

soy consciente de que tú eres blanco

y yo soy negro

y que los dos odiamos el gris.

Justamente ese es el problema

que sufrimos la atracción

de los polos opuestos

durante las noches de Bohemia.

 

Y a pesar de todo, a veces

pienso en ti y te echo de menos.

Pero no te preocupes,

no pretendo complicarte la vida.

 

Sólo es que…

Me gustaría contarte cuatro historias

Y hacerte tres preguntas

Aunque el tiempo y la vergüenza, sobre todo la vergüenza,

No me lo permitan.

Posted in